martes, 15 de enero de 2013

LA BALANZA DE CIRIANO

                                                      LA BALANZA DE CIRIANO

Ciriano tiene su carnicería dentro del súper de los chinos de la otra cuadra. Cuando él pesa un kilo de lomo o del mejor asado que sus escaparates exhiben tentadores, su balanza, siempre, agrega gramos de mas, gramos que se restan cuando alguien adquiere cuajo, falda o pequeñas porciones de los cortes mas económicos, a los que ese alguien llegó contando los últimos centavos desesperados que se escondían en sus bolsillos o monederos. 
Los chinos dueños del súper, han recibido varias quejas por parte de algunos clientes que se han sentido perjudicados por la balanza de Ciriano, pero ellos responden con una serie de interjecciones y palabras oriundas de su tierra natal que lo único que hacen es enfurecer mas a esos clientes y provocar sus partidas en pos de nuevos supermercados chinos. Lo que todos ignoran es que ésto es anterior a Ciriano, a los supermercados chinos y a los mismos chinos y que, en realidad, son las balanzas las que, por su propia cuenta, tratan de administrar la justicia, en virtud de que los hombres no  saben hacerlo.

2 comentarios:

Colonna Alberto Osvaldo dijo...

Cortito y al pie. Y finalmente un golazo. Fantástico. Un relato simplísimo y jugoso como el mejor asado de Ciriano. Muy, muy bueno.

Alejandro Marcelo Guarino dijo...

Se agradece, mi querido Alberto, pero uno, lo único que hace, es llevar la pelota a la cancha. El resto lo hace el lector. Un abrazo muy grande y muchas gracias nuevamente.