Mostrando entradas con la etiqueta MICRORRELATOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MICRORRELATOS. Mostrar todas las entradas

lunes, 10 de julio de 2017

DARKSIDE



                                                     DARKSIDE



Durante el transcurso de un año, los habitantes del pueblo de Darkside habían presenciado la metamorfosis de su reina en una serpiente de siete cabezas, de su rey en un profundo y oscuro pozo y de sus príncipes en rata el uno y en hiena la otra.

Hartos de éstos acontecimientos, granjeros, artesanos y comerciantes fueron en busca de Audeba, la bruja mala del norte, en pos de que deshiciera esos hechizos que, seguro, eran la causa del infortunio real.

Mientras tanto, Egfron, el hechicero de palacio, intentaba recordar la fórmula de la pócima que utilizaba para cubrir con su manto a la familia monárquica, la cual evitaba que, cada uno de ellos, fuera visto en su verdadera esencia y  tal como realmente era.  


martes, 4 de julio de 2017

DULCE MEDUS

                                 DULCE MEDUS

Jamás existió miel mas suave ni mas exquisita que la de Petras Medus. 
A diario, zánganos de cada rincón del orbe que todo lo desconocían sobre el dulce elixir de los dioses, acudían hasta su hogar en "La Colmena" en busca de materia prima para caramelos, tortas y licores únicos en el mundo de la gastronomía. 
Otros apicultores trataban de acertar  sobre su secreto pero, ante sus preguntas, Petras solo se limitaba a emitir una melancólica mirada. 

- Apenas soy un triste obrero -, respondía apenado mientras sus competidores elucubraban mestizaciones entre abejas de ignotos lugares o capullos  secuestrados de parajes desconocidos. 
Y cada noche, luego de jornadas agotadoras, Medus abría de par en par las ventanas de su morada, tomaba el balde de chapa y, desplegando sus transparentes y tristes alas, volaba a recoger néctar de las flores, para entregárselos a una abeja reina inaccesible con la esperanza de que, alguna vez, ella depositara en él , aunque tan solo fuere, una dulce mirada. 

jueves, 29 de junio de 2017

CARIES

CARIES

Una obsesión con la blancura de sus dientes, que iba mas allá de lo comprensible, lo había perseguido toda su existencia. Cierta vez, alguien le dijo que una dentadura perfecta solo se logra bebiendo sangre humana. Claro, nadie le advirtió sobre las caries que producen las estacas.

jueves, 4 de mayo de 2017

TIERRA DE IGNORANTES

                                  TIERRA DE IGNORANTES

El nuevo dictador tomó el panfleto escrito en la lengua nativa del lugar y lo arrojó al cesto de basura con desprecio. 
Y el papel quedó allí, quietecito, desprotegido, en ese idioma que el tirano desconocía y donde decía "Bienvenido, nuevo dictador"

lunes, 17 de abril de 2017

LOS HIJOS DEL SILENCIO



                              LOS HIJOS DEL SILENCIO



Arsenio Cruz, harto de las injusticias de éste mundo, decidió un día guardar silencio hasta que la equidad fuera reina entre los hombres.  

A partir de allí, las auroras y los crepúsculos de Arsenio transcurrieron mudos hasta el instante de su muerte.

Y fue que su prole juró seguir con la empresa y el orbe tampoco conoció la música de sus voces.

Cierta vez un hijo de un hijo de un hijo de Arsenio, cansado también como el primero, desgarró promesa y firmamento con un grito.

Los Cruz, entonces, retomaron su compromiso, pero ya con un hálito de esperanza.

miércoles, 29 de marzo de 2017

FUEGO DE PALABRAS IV

                                FUEGO DE PALABRAS IV

Afirmaba que su cordura era superior que la de los demás solo por el hecho de ser  abogado. Un día perdió el juicio.

lunes, 27 de marzo de 2017

FUEGO DE PALABRAS III

 FUEGO DE PALABRAS III

Fue su único papel en el cine. Incontables, en cambio,  fueron sus celuloides en la literatura.

martes, 7 de marzo de 2017

DESTELLOS



                                    DESTELLOS 



Dicen que jamás habían visto una de esas en el barrio.

Que cuando el Joel se la mostró a los pibes, ninguno podía creerlo.

Dicen que emitía un punto rojo a más de cien metros, como un láser. Como un láser de esos de las películas de marcianos que dan por el cable. O como el instante rojo de las miras telescópicas de las armas de fuego que también se ven por la tele pero no en las pelis de ciencia ficción.

Dicen que se la pasaban de mano en mano y que al Joel no le gustaba mucho, porque se podía romper.

Dicen que fue el Mariano el que, en la oscuridad de la noche y del callejón con una sola lámpara de mercurio que se hamacaba mecida por el viento, lo vio al gato tratando de atrapar el destello púrpura.

Dicen que, a partir de allí, todos querían tener la linterna para hacer que el animal se enloqueciera tratando de atrapar la luciérnaga redonda.

Dicen que unos lo hacían saltar, otros correr, otros girar en uno u otro sentido.

Dicen que el artefacto ni se cayó ni se golpeó cuando dejó de funcionar. Cuando despareció la estrellita colorada.

Dicen que el Joel se enojó mucho con todos. Que insultó. Que dijo que nunca más volvería a mostrarles ninguna cosa de esas que su tío le traía del Paraguay.

Dicen que llevó el artículo a varios técnicos y que todos le decían que estaba en perfecto estado, pero que ninguno podía entender por qué no emitía la lucecita.

Dicen, también, que a partir de esa noche, algunos comenzaron a ver algo raro por los tejados.

Algo como una señal luminosa del color del fuego que saltaba de casa en casa.

Dicen que, cierta vez, alguien se topó con ella y le pareció que provenía de un morrongo que llevaba en su boca una fosforescencia del tinte del demonio. Que lo pudo ver cuando el felino se detuvo para depositar la esfera roja sobre el suelo y jugar con ella con sus patas.

Pero son tantas…, tantas las cosas que se dicen en éstos barrios...

domingo, 5 de marzo de 2017

sábado, 4 de marzo de 2017

CAZADORA



                                             CAZADORA

Se podría decir que Ivana Reznif es una especie de cazadora.
Es que se podría decir que el lugar donde vive Ivana Reznif es algo así como un zoológico, pero solo algo así.
Se podría decir que no hay especie animal que no halle su representante dentro de los límites de su estancia pero, asimismo, se podría decir que no tiene nada que ver con esos sitios muy parecidos a las cárceles pues los especímenes que moran en el hogar de Ivana Reznif gozan de plena libertad.
Sí, es cierto, Ivana Reznif utiliza jaulas cuando va a recoger a los futuros habitantes de su residencia. Seres que se acercan a la misma Ivana cuando ella canta y que se introducen en las respectivas celdas acompañados de caricias, halagos y sonrisas, como si comprendieran cuál será su próximo destino.
Pero antes de regresar a su casa, más precisamente durante las noches de estadía de Ivana en los lugares de origen de las fieras, la Reznif rodea su campamento con fuego y se refugia dentro de la jaula de alguno de sus invitados.
Tal vez parezcan un poco extremadas sus medidas de seguridad pero, a veces, suelen verse algunos humanos acechando.

miércoles, 8 de febrero de 2017

EL ÚNICO



                                                    EL ÚNICO



Durante los últimos veinte años, Isaac Hamilton había ganado todos los certámenes literarios del mundo en cuanta lengua existiera.

Dueño de un estilo inigualable y, a la vez, versátil e impredecible, ninguna obra de Hamilton era igual a otra que de su mano brotara. Novela, ensayo, cuento, poema, nada existía que “El Único”, como lo habían apodado los otros escritores, no pudiera desarrollar con una maestría y excelencia que lo colocara en el primer lugar.

No solo las editoriales se lo disputaban. Los diarios, revistas especializadas, programas de radio y tv, intelectuales y de cualquier índole, competían por su presencia hasta, casi, la agresividad.

Los organizadores de concursos fueron los primeros en darse cuenta de lo que se avecinaba.

Al resultar siempre Isaac, único triunfador en cuanta disputa de letras se organizara y, al hallarse sin posibilidad de competir, los otros participantes fueron perdiendo el entusiasmo por tales lides hasta que, por fin, solo Isaac intervenía en ellos.


Inútil fue tratar de disuadirlo de que ya no participara en torneo alguno. Hamilton rechazaba sobornos, y cualquier tipo de métodos de desaliento.

Algunos pensaron hasta en el homicidio pero luego descartaron la posibilidad puesto que, convertido en mártir, no habría imprenta en el orbe que tuviera capacidad para imprimir suficientes libros como para abastecer la demanda.

De todas maneras, y como era lógico, sucedió lo que tenía que suceder. La gente se cansó de Isaac Hamilton.

De venderse millones de libros al mes se pasó a la nada absoluta en poco tiempo. Y como todas las editoriales, a las que lo único que les interesaba era el negocio y publicaban exclusivamente textos de él, en menos de un año, imprentas, librerías y las mismas editoriales, se vieron obligadas a bajar sus persianas.

Hamilton, que amaba la literatura como a la vida misma, sintiéndose responsable por lo sucedido, pensó una estrategia.

Las ventas de sus libros y dinero obtenido por entrevistas, le habían permitido amasar una de las fortunas más cuantiosas del planeta.

Fue entonces que, anónimamente, comenzó a organizar, él mismo, nuevos certámenes de los que fueron surgiendo nuevos valores en todos los géneros y lenguas.

Así, nóveles nombres de los lugares más recónditos del mundo y absolutamente desconocidos, renovaron el entusiasmo por la literatura haciendo que la maquinaria editorial reencausara su rumbo.

Y el hombre redescubrió esa cosa indescriptible que la lectura provoca, a través de las creaciones de esos nuevos autores, sin saber que, en realidad, lo que seguían leyendo, eran lo que de la pluma del Único, nacía.